Nosotros

Somos Vuelta Canela

Vuelta Canela es un grupo de músicos que hacen música para chicos.

"Vuelta Canela" en Colombia y Venezuela es el equivalente a nuestra "vuelta carnero", y con este nombre, los integrantes del grupo, representan una idea que está presente en cada una de sus canciones, sus melodías y sus espectáculos, y que tiene que ver con el girar, rodar, viajar y jugar a través de la música.

Laura Asensio es Lua

Nací Buenos Aires. Mi primera infancia viví en el barrio de Palermo. Luego a mis 3 años nos mudamos junto a mis papás y hermanos a Boulogne, donde tengo los mejores recuerdos de mi casa, con mucho pasto, árboles, pile y pájaros cantando.

Soy hermana de Nano y Nacho, con quienes pasamos una infancia hermosa, primero llevándolo a Nacho en un carrito de madera hecho por mi papá, arrastrándolo con mi triciclo. Luego andando en bicicleta, patinando en las veredas más licitas, jugando con los playmobil, haciendo tortas de arena, hojas y barro, convirtiéndonos en detectives, indios, soldados… y por supuesto que muchas veces yo hacía del rol de enfermera, corriendo rápido con mi valijita detrás de ellos.

Fui al colegio en el barrio de Florida, donde la conocí a Nina “Filomena” en el jardín de infantes, y desde allí compartimos toda nuestra primaria. Aprendí un montón de cosas; a escribir, leer, pintar, dibujar, escuchar cuentos e historias, tocar la flauta y todas las cosas que los niños aprenden en su escuela. Pero hay algo que desde muy chica aprendí y disfruté muchísimo, el hacer música.

Mi papá Carlos siempre tocó la guitarra, cantaba junto a mi mamá Alicia. Entre los dos recordaban chacareras, zambas y canciones. Había épocas en que nos poníamos a cantar en el living mientras que jugábamos y pasábamos un rato lindo en familia. Mis abuelos también hacían música, José tocaba la armónica y mi abuela Tota nos hacía torta frita. Ella una elegante y hermosa bailarina de milonguitas. El abuelo Pocho tocaba la guitarra y nos inventaba canciones, mientras que la abuela Matilde se reía y cantaba muy agudito alguna canción. El don pirulero era uno de los preferidos.

Ya de más grande estudié piano, el instrumento que pasé horas tocándolo y es testigo de mis canciones. Aprendí a tocar la guitarra mirándolo a mi papá. Y así, el acordeón y todo instrumento que se me cruza, trato de sacarle un sonido. Desde los 14 años participé en coros, estudié canto y nunca dejé de cantar. Hice cosas de teatro, expresión corporal y desde hace unos años comencé a descubrir y disfrutar muchísimo de la danza.

Cuando terminé el secundario decidí estudiar Musicoterapia en la UBA. Terminé la carrera, y ya trabajando con niños desde aquellos años, me fui dando cuenta que el recorrido en lo educativo y lo artístico tenía un peso muy fuerte también.

Ya hace muchos años que formo parte de Vuelta Canela junto a Santi y a Nina, quienes son mis amigos y compañeros inseparables de proyectos, aventuras musicales y de vida.

Vivo en el barrio de Urquiza junto a Ama, con quien también compartimos muchísimo la música y nos divertimos mimando a nuestros sobrinos y canelitos!

Mi deseo es seguir cantando con mi corazón durante toda mi vida. Deseo que lleguen los sentimientos, el respeto, la alegría y agradecimiento por la vida. Hacer música para los chicos, grandes y todo aquel que disfrute como yo la caricia al alma que se siente cuando uno se expresa mediante lo artístico.

Santiago Reyes es Tizán

Un 26 de julio nací en el barrio porteño de Palermo. En una de sus esquinas, en una linda casa que hizo mi papá viví toda mi infancia (y un poquito más) con mi hermana y mis papás. En las tantas veredas y calles que la rodeaban, me la pasé jugando durante toda mi infancia con mi hermana, mis primos, amigos, vecinos, compañeritos de la escuela y del fútbol.

Siempre fui súper inquieto, iba corriendo y trotando a todos lados: a la escuela, a la verdulería, al club Rosedal, a la casa de mis amigos, al videoclub, a la parada de colectivo... salvo al almacén de Osvaldo que, como quedaba enfrente, con tres o cuatro saltitos llegaba.

En el jardín de infantes, la escuela primaria, la secundaria y la facultad aprendí un montón de cosas. Aparte de inquieto, era muy curioso. Todo me entusiasmaba: leer, dibujar, resolver problemas de matemática, desarmar (y a veces) arreglar juguetes y artefactos, hacer esculturas con arcilla, hacer deportes, cantar, bailar y tocar la guitarra. En mi casa siempre se escuchó mucha música. Tengo muchos recuerdos después de cenar prendiendo el tocadiscos poniéndonos a escuchar, a cantar y a bailar. Y tantos otros de mi papá tocando el teclado, yo la guitarra y mi hermana cantando.

Desde mis trece años que mis papás me regalaron mi primer guitarra “criolla” hasta el día de hoy nunca dejé de tocar. Estudié muchos años música y guitarra con un maestro muy querido, Sacri Delfino, con quién aprendí sobretodo a disfrutar con pasión de este maravilloso y expresivo instrumento que es la guitarra. En un viaje a España, a fin del siglo pasado, conseguí una guitarra que amo y me acompaña en todos los conciertos, composiciones, grabaciones, clases, viajes, ensayos, fogones y reuniones.

Ya de “grande” estudié un poquito arquitectura, un “muchito” filosofía y un “muchazo” música. Siempre toqué en grupos, y de todas esas experiencias aprendí un montonazo. Tocaba en el ensamble de mi escuela, canté en una murga estilo uruguaya, toqué en un grupo de música río platense, en un grupo de candombe y en un cuarteto de guitarras de tango.

Actualmente integro tres grupos hermosos: Diez de centolla, Gallo Pinto y Vuelta Canela. Compartimos muchos conciertos, grabaciones, festejos y reuniones. Con Ninu y Lau trabajamos casi todos los días juntos: damos clases, vamos a actuar a cumpleaños, colegios y teatros, viajamos, componemos y jugamos con la música. Es inmenso el disfrute a la hora de compartir tanto trabajo con las canelas.

Ahora también vivo en otra esquina porteña en el barrio de Saavedra, con Meli y nuestros hijos Tito y Viole. Lo que más me gusta es compartir la vida con ellos, irnos de viaje, hacer y comer asados con la gente que mucho quiero, andar en bicicleta muuuuchos kilómetros, jugar al fútbol, escuchar y hacer música, leer y tomar mate.

Mi anhelo es seguir viviendo siempre con tanta música. Y poder compartir y contagiar a muchísimos otros una actitud musical de la vida en cada momento y lugar.

Nina Lenze es Filomena

Nací en México y soy hija de una mamá alemana y un papá cordobés. Ya desde la cuna soy una mezcolanza, de idiomas, de costumbres, de aromas y sabores, de sonidos y colores. A los cuatro años aterricé en Argentina, y desde entonces vivo en Buenos Aires, en el hermoso barrio de Florida.

La música me acompaña desde que nací, ya que mi papá es cantor, guitarrero y compositor. De él tambien heredé el placer de escribir cuentos y letras de canciones. De mi mamá, maestra y siempre inquieta, aprendí a disfrutar de enseñar, de aprender y de viajar...

En toda mi infancia me pasé horas jugando con amigos a inventar y recrear historias y aventuras fantásticas, también junto a Laura Lúa, mi gran amiga desde entonces. En la escuela tocaba el violín y la flauta. En centros culturales del barrio hice expresión corporal y teatro.

Siempre me gustó mucho treparme a árboles, rejas, rocas, piedras, médanos o escombros y también zambullirme en libros y leer y leer largos ratos, tanto que me decían pequeña ratona come libros.

Ya de grande estudié muchos tipos de teatro, clásico, físico, antropológico, aéreo. También hice mimo, circo, danza, canto y percusión. Pero sobre todo aprendí a ser PAYASA...y así encontré la manera de unir todas esas cosas que me gustan. Logré amalgamar la gran mezcolanza.

Ahora trabajo dando clases y de payasa Filomena con Vuelta Canela, ¡un trabajo que me hace muy feliz y me divierte mucho!

También soy mamá de dos hermosos niños, tengo un gran compañero de vida y una casa con jardín y muchos bichos (una perra, una gata, un tortugo y un sapo). Lo que más me gusta hacer es bailar, andar en bici, VIAJAR, treparme por las rocas de un río en Córdoba, comer queso, leer, reírme de cualquier pavada, estar con amigos, y jugar mucho, con mis hijos y con otros niños, en casa, en la plaza, en el jardín, en las escuelas, en los cumpleaños, las funciones, los talleres..

Y todos los días sigo aprendiendo cosas para sumar a la mezcolanza.

Me gustaría seguir dando vueltas canelas por todas partes y conocer muchos amigos niños y grandes para hacerles cosquillas y darles un pequeño sol a cada uno.

Nuestro Recorrido

Somos amigos hace muuucho tiempo.

Lua y Filomena desde muy chiquitas, cuando íbamos al jardín de infantes, y con Tizán nos conocimos ya de más grandes, trabajando como maestros. Compartíamos un espacio cultural con orientación artística, donde jugando con los niños aparecieron las primeras composiciones.

Viendo que teníamos una misma mirada sobre la música y el arte para chicos, nos juntamos para formar un grupo musical donde pudiéramos revelar nuestro propio universo creativo y musical.

La primer canción que surgió de los tres fue "Violín Viajero", que representa profundamente lo que sentimos y compartimos al crear.

Cada uno fue aportando sus conocimientos musicales, teatrales, escénicos y pedagógicos; fueron apareciendo más canciones e historias para contar y finalmente creamos el espectáculo "Viaje al compás".

A partir de ahí nos empezamos a presentar en colegios, teatros, centros culturales y casas de Buenos Aires.

Durante una gira de verano en Traslasierra, Córdoba, nos pedían "el disco" luego de cada función y entonces fue que decidimos grabar nuestro primer disco también llamado "Viaje al Compás" en el que participaron grandes músicos amigos y pequeños músicos sobrinos que cantaron y se divirtieron con nosotros.

Seguimos viajando por más rincones de Argentina con estas canciones y otras nuevas que fueron surgiendo en el camino.

Empezamos a dar talleres juntos y hacer conciertos en cumpleaños y así fuimos conociendo cada vez más niños y grandes que nos acompañan día a día.

También fuimos creciendo y agrandando nuestras familias, sumando experiencias y anécdotas para compartir.

Así, yendo y viniendo, fue que grabamos el segundo disco "Al Vaivén".

Ahora estamos preparando el nuevo espectáculo para hacer la presentación de este disco tan esperado.